lunes, 13 de diciembre de 2010

3- Al encuentro del buey (el descubrimiento)


En la enramada lejana, un ruiseñor canta alegre.
El sol es cálido, la brisa suave, los sauces verdean a lo largo de la orilla del río.
El buey está ahí, ¿cómo podría ocultarse?
¿Qué artista sabría dibujar esa espléndida cabeza, esa majestuosa cornamenta?


Comentario: Al oír la voz, podemos intuir su fuente. Cuando los seis sentidos se unifican, atravesamos la puerta. Sea cual sea la puerta de entrada, se ve la cabeza del buey. Esta unidad es como la de la sal en el agua, como la del color en un material tintado. Ni siquiera la partícula más pequeña está separada de su Ser.
Has descubierto tu camino mediante la Audición. Los sentidos se armonizan. Percibes el Origen de las diez mil y una cosas.
Si tu mirada fuera totalmente pura, si estuviera dirigida de manera justa, descubrirías que tú y el Origen no sois más que Uno.

8 comentarios:

  1. ¡Qué bellamente narrado está descrito este tercer paso! "¿Cómo podría ocultarse?" Casi mejor no hacer ningún comentario y dejarse empapar por esa inspiración.
    Cada vez me gusta más esta "doma". Todo un acierto amigo Gorka.
    Un gran abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Poético y hermoso, cuánta sabiduría!. Gracias Gorka.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. La sal no puede separarse del agua, pero el "gusto" logra captar su existencia.
    Igualmente el buey no puede divisarse por completo, pero el silencio delata su presencia.

    Si pudieramos captar al menos un indicio (verdadero) podríamos captar "la totalidad" y la búsqueda estaría resuelta.

    ¿Ves porqué insisto tanto con el Amor? Si hay Amor, cómo puede faltar el Ser detrás, o dentro o fuera, o en todas partes... en su totalidad?

    Con esa simple actitud totalitaria, la unidad se realiza desde lo infimo a lo universal!

    El Amor es el indicio de Dios, por eso decimos que Dios es Amor. Lo que está unido no puede separarse. Siempre que "nuestra mirada sea pura y esté bien dirigida" no podemos ver más que UNO.

    Gracias Gorka por estos bellos poemas sobre el Amor al Ser verdadero!

    ResponderEliminar
  4. Empapemonos José Manuel... sin querer atraparlo, sin que deje rastro...

    Un abrazo compañero!!.

    ResponderEliminar
  5. Gracias por tus comentarios Willy!.

    Creo que Amor, Dios, Ser son palabras para intentar nombrar lo "innombrable". Por eso Dios, Amor, Ser son UNO.

    Esa es la clave!. Que nuestra mirada sea pura y este bien dirigida!. Para esto tenemos que clarificar la mente...

    ResponderEliminar
  6. ¡Que bueno Gorka!

    El simil de la sal en el agua es una preciosa definición.

    Aquí ya vemos clara la idea de fondo. Estamos inmersos en ello y la tarea no es otra que disolvernos, por lo que la mente con todo su contenido ilusorio, que nos incluye, ha de situarse fíjamente en el la cabeza del "Toro" que ya vemos.

    Genial. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Genial tu comentario Aviló!!. Gracias!!.

    Otro abrazo!.

    ResponderEliminar

Archivo del blog

Compañeros de viaje

Esencia en Facebook

Luna

CURRENT MOON
Free White MySpace Cursors at www.totallyfreecursors.com