lunes, 10 de septiembre de 2012

Lavandas


Lavandas
El sonido del vuelo
de una perdiz

4 comentarios:

  1. Todo tan sutil y armonioso que a veces pasa desapercibido para la mente ruidosa, pero una vez en calma, lo que siempre estaba ahí: el olor a lavanda, el sonido del vuelo del ave ... queda revelado.
    Un abrazo amigo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es precisamente el haiku Vic!
      Que "Ello" (Conciencia universal) se de cuenta de su perfecta manifestación (aún más en la naturaleza pura), sin interferencias de la mente ruidosa...

      Un fuerte abrazo compa!

      Eliminar
  2. ¡Cuánta amplitud en tu haiku, Gorka!
    El campo de lavanda, su aroma, y el silencio brevemente cortado por ese aleteo que es parte del conjunto.
    Desde niño lo tengo muy grabado ese sonido característico de la perdiz y también su silbido.

    Gracias, amigo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Juan Carlos.

      Yo también tengo muy grabado el sonido del vuelo de la perdiz desde pequeño, cuando iba a cazar con mi padre...

      También le vi los "colores" a esa perdiz roja :D

      Un abrazo.

      Eliminar

Archivo del blog

Compañeros de viaje

Esencia en Facebook

Luna

CURRENT MOON
Free White MySpace Cursors at www.totallyfreecursors.com