viernes, 15 de abril de 2011

Silencio




El Silencio no es lo mismo que no-pensar. 

El Silencio lo incluye todo, pensamientos y no-pensamientos.

En el Silencio también pasan nubes naturalmente...

Únicamente se observan sin aferrarse a ellas...

¿Quien quiere aferrarse a ellas y para que?

28 comentarios:

  1. Gorka, considero que hay una fase del silencio que es silencio del cuerpo-mente. En esta fase no hay pensamiento. Mediante esta ausencia de pensamiento se disuelven las descripciones duales que nos hacemos de la realidad, ya que dichas descripciones están configuradas según los esquemas duales del pensamiento. Esta fase, a su vez, tiene varios grados de profundidad, que van desde la “ausencia de pensamientos discursivos”, tal como expresa San Juan de la Cruz, a la “oración de unión regalada” que describe Santa Teresa en la Moradas Quintas o “nirvikalpa samadhi con absorción sin forma”, que es lo mismo, y en donde no hay pensamiento en absoluto e, incluso, deja de percibirse el mundo (recordemos las meditaciones de Ramana Maharshi en las que era comido por los insectos). A la vez que se profundiza en este silencio del cuerpo-mente, se va profundizando en la quietud y en el abandono de la voluntad, de querer ser algo, etc. Pues bien, profundizando en esta fase (no es preciso dejar de percibir el mundo) se descubre la Conciencia-en-sí, que no es la conciencia del cuerpo-mente, sino la Conciencia primordial que todo lo abarca. Este descubrimiento, no teórico, correspondería a una segunda fase de profundización en el silencio en la que se produce la desidentificación con el cuerpo-mente y la identificación con la Conciencia-en-sí. Esta Conciencia-en-sí, siempre está en Silencio, es la completa Quietud, y como decía antes, todo lo abarca, incluso el pensamiento y la inquietud del cuerpo-mente. De estas dos fases del silencio hablan todos los grandes maestros; menciono, como ejemplo, además de a los citados, a Nisargadatta y a J. Krishnamurti.

    Únicamente habiendo descubierto vivencialmente la Conciencia-en-sí y habiéndose identificado con ella, para lo cual, salvo excepciones, es preciso pasar por la fase de ausencia de pensamiento en el cuerpo-mente, tiene sentido decir, tal como expresaba Dogen y tal como tú haces: “El Silencio lo incluye todo, pensamientos y no-pensamientos”.

    Es una pena no poder dialogar más extensamente sobre estos asuntos; éste no es el lugar más apropiado para hacerlo.

    Un fuerte abrazo.

    Francisco

    ResponderEliminar
  2. Gorka, considero que hay una fase del silencio que es silencio del cuerpo-mente. En esta fase no hay pensamiento. Mediante esta ausencia de pensamiento se disuelven las descripciones duales que nos hacemos de la realidad, ya que dichas descripciones están configuradas según los esquemas duales del pensamiento. Esta fase, a su vez, tiene varios grados de profundidad, que van desde la “ausencia de pensamientos discursivos”, tal como expresa San Juan de la Cruz, a la “oración de unión regalada” que describe Santa Teresa en la Moradas Quintas o “nirvikalpa samadhi con absorción sin forma”, que es lo mismo, y en donde no hay pensamiento en absoluto e, incluso, deja de percibirse el mundo (recordemos las meditaciones de Ramana Maharshi en las que era comido por los insectos). A la vez que se profundiza en este silencio del cuerpo-mente, se va profundizando en la quietud y en el abandono de la voluntad, de querer ser algo, etc. Pues bien, profundizando en esta fase (no es preciso dejar de percibir el mundo) se descubre la Conciencia-en-sí, que no es la conciencia del cuerpo-mente, sino la Conciencia primordial que todo lo abarca.

    (Continúa.)

    ResponderEliminar
  3. Este descubrimiento, no teórico, correspondería a una segunda fase de profundización en el silencio en la que se produce la desidentificación con el cuerpo-mente y la identificación con la Conciencia-en-sí. Esta Conciencia-en-sí, siempre está en Silencio, es la completa Quietud, y como decía antes, todo lo abarca, incluso el pensamiento y la inquietud del cuerpo-mente. De estas dos fases del silencio hablan todos los grandes maestros; menciono, como ejemplo, además de a los citados, a Nisargadatta y a J. Krishnamurti.

    Únicamente habiendo descubierto vivencialmente la Conciencia-en-sí y habiéndose identificado con ella, para lo cual, salvo excepciones, es preciso pasar por la fase de ausencia de pensamiento en el cuerpo-mente, tiene sentido decir, tal como expresaba Dogen y tal como tú haces: “El Silencio lo incluye todo, pensamientos y no-pensamientos”.

    Es una pena no poder dialogar más extensamente sobre estos asuntos; éste no es el lugar más apropiado para hacerlo.

    Un fuerte abrazo.

    Francisco

    ResponderEliminar
  4. Gracias Francisco por tu magnífico y calrificador comentario!! Estoy de acuerdo en todo lo que dices. Gracias de nuevo!!

    Yo sólo he escrito esta entrada porque "tocaba" escribirla en este momento y bajo esa intuición. Nada más............

    Un fuerte abrazo, amigo! Somos lo mismo!

    ResponderEliminar
  5. Completamente de acuerdo.
    Cuando el pensar deja de ser una actividad de la mente en la que ya no hay un yo que se identifique con ella, aparece el silencio, que simplemente ve pasar esas nubes. El no-pensar, como yo lo veo, es el no identificarse como sujeto y hacedor del pensamiento, los pensamientos suceden, pero no hay una actividad egoica en el proceso. Esa desidentificación, esa libertad total, lo llamo el no-pensar, que también es silencio (interior), sin dualidad, sin conflicto alguno, en la Unidad.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Bien explicado JMM! Gracias!

    Entonces hablamos de lo mismo. Si los pensamientos suceden y no hay actividad egoica en el proceso, hay libertad total, hay pureza y unidad y las cosas son como son...

    Un abrazo cósmico!

    ResponderEliminar
  7. Silencio... es lo único que hay. Las pasajeras nubes son sólo eso, sin que su paso afecte lo más mínimo a la pureza del "cielo".

    Me encanta que escribas bajo esa intuición, Gorka.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. durante el silencio, es cuando se tienen los mejores pensamientos, hasta a lo mejor la nube ni la ves.
    un saludo
    Marian

    ResponderEliminar
  9. , el Silencio más total, tanto de corazón como de mente, cuando lo hayas conseguido quedarás abierto a la revelación que trae consigo.

    Incluso los pensamientos alocados pueden ser una revelación.

    Observar, escuchar, y luego actuar. Ésa es la manera de vivir despiertos.

    Un abrazo Gorka

    ResponderEliminar
  10. gorka, sin palabras recibe un abrazo en silencio, gracias.

    ResponderEliminar
  11. Gracias Aviló! Sólo hay Silencio...

    Vengo de una videoconferencia que Gangaji amablemente nos ha ofrecido en Tudela. Que mirada, que paz en su voz...... Espero poder pasaros los vídeos pronto.

    Un abrazoeterno amiga del alma!

    ResponderEliminar
  12. Gracias por comentar Marian!

    Yo diría que cuando "conectamos" con ese Silencio los pensamientos funcionan como tienen que funcionar (sean "buenos pensamientos" o "malos pensamientos").

    Un abrazo Marian!. Somos lo mismo!

    ResponderEliminar
  13. Claro Arianna!.

    ¿De donde proceden los pensamientos alocados?

    Seguro que si emergen es por "algo". Nos guste o no.

    Me gusta esa manera que describes de vivir despiertos!!

    Un abrazo, amiga!!

    ResponderEliminar
  14. Bhagavatha -Queo-

    El único abrazo vuelve a tu Ser, que es el mismo Ser que este que escribe...

    Namasté............

    ResponderEliminar
  15. Tu post, los comentarios...gracias, cuánta paz!

    ResponderEliminar
  16. Silencio pues............

    Un abrazo Delia...........

    ResponderEliminar
  17. Quisiera remarcar que, según me parece, hay que pasar necesariamente (salvo excepciones) por la fase de ausencia de pensamiento. Y añadir que finalmente ni siquiera se es la Conciencia-en-sí.

    Abrazos.

    Francisco

    ResponderEliminar
  18. ¿No es la Conciencia-en-sí, lo mismo que: la Presencia, la Gracia, la Energía que hace latir el corazón y que fluye por todo?

    Sino somos Eso ¿Que somos entonces Francisco?

    ResponderEliminar
  19. Ojalá consiga silenciar mis miedos y temores y pueda calmar mi mente... silencio como el mar en calma otra asignatura que tengo pendiente... Algunas veces lo he conseguido y es una sensacion fabulosa...

    Un abrazo compañero de viaje.

    ResponderEliminar
  20. Tus miedos y temores no son tú realmente, son ilusiones de tu mente condicionada... Sé que siguen haciéndote sufrir, pero no son tú Verdadera Naturaleza. Es como aquel que ve una cuerda de noche y piensa que es una serpiente. No es una serpiente, pero le causa el mismo miedo que si lo fuera...

    ResponderEliminar
  21. Como dice Aviló también me encanta que escribas bajo esa intuición que, además, se ve que no es una intuición "a lo loco".
    Me viene a la memoria una frase genial de Furia del Lago: "Solo el Silencio puede estar en silencio". Y totalmente de acuerdo contigo, solo podemos ser la conciencia en sí, la presencia, la vida, como queramos llamar a la realidad eterna en el ahora.
    Gracias amigo Gorka por estas bellas intuiciones.
    Abrazos compañero!!

    ResponderEliminar
  22. Gorka, creo que el ego, la sensación de identidad, de ser algo, se va adueñando de todo, incluso de la Conciencia-en-sí. En algún momento se tiene la sensación de ser la Conciencia-en-sí, y ahí sigue estando el ego separándonos de... “samsara”. Finalmente considero que también desaparece esa sensación de identidad. Y desaparece, en completo Silencio, el concepto “Conciencia-en-sí”, al igual que otros conceptos referentes a la Divinidad, (los conceptos sólo se utilizan para comunicar, no para describirse la realidad). En fin, a mí me parece que finalmente sólo queda “Esto”, por decir algo, que es la vida sencilla, sufriente y finita de cualquier ser humano, la cual se abraza con absoluto Amor. Ello supone el abrazo final entre “nirvana” y “samsara”. Es “la vuelta al mercado” (décima estampa del pastoreo del buey), la cual conlleva, como comenta Roshi Philip Kapleau, la desaparición de todos los conceptos, el completo No-Saber acerca de la Divinidad. Se es, simplemente, un ser humano que ríe y que llora, que va a morir... Queda al fondo, sin embargo, Bienaventuranza, Embeleso...

    Un saludo en gasso.

    Francisco

    ResponderEliminar
  23. Genial el recordatorio de Furia! Gracias!! "Solo el Silencio puede estar en silencio" Si se entromete el ego genera "ruido". Nada más ocurre.......

    Sólo podemos Ser esa "Esencia"....

    Un abrazo, amigo José Manuel!!

    ResponderEliminar
  24. Francisco,

    El ego no puede adueñarse del "Si Mismo" de la Presencia, de la Única Energía. Puede parecerlo, pero no puede... En todo caso debe disolverse en el Si Mismo, en la Fuente de donde surgió.

    Dices que "finalmente sólo queda "Esto". Eso creo también!! Y estoy de acuerdo total-mente en "la vuelta al mercado" "Se es, simplemente, un ser humano que ríe y que llora, que va a morir... Queda al fondo, sin embargo, Bienaventuranza, Embeleso..."
    Gracias por esta joya!

    Sigo pensando que estamos hablando de lo MISMO, pero con distintas palabras!

    Otro saludo en gasso. Namasté!

    ResponderEliminar
  25. Gorka, eso se avisa, volver a mi tierra siempre que pueda y más sabiendo lo que se cuece por alli, todo un lujo
    hay que ver como espabila la gente inquieta, hay que aprovechar esas ocasiones que por aqui no se dan
    un abrazo paisanico

    ResponderEliminar
  26. Siento no avisar de las jornadas espirituales en este blog Arianna...
    Nuestro compañero José Manuel lo hizo en el suyo "Palabras Maestras" y con eso pensé que era suficiente...

    Un abrazo maja!!

    ResponderEliminar
  27. Gorka, ¡pero si soy yo quien ha dicho que no se trata de elegir entre uno o el otro! La dualidad se termina precisamente cuando se fusionan adecuadamente.

    Cierto es que si tengo que escribir, preponderará la actividad cognitiva del hemicerebro izquierdo.
    Y cierto es que si tengo que meditar, lo hará la del derecho.

    Pero no tanto de llegar al extremo de no poder nombrar; como reza el estado natural advaita, krisnamurtiano, etc.

    Pero tampoco debemos olvidar meter en la receta cognitiva para que sea Real, al polo más importante o armonizador-regulador de la fusión interhemisférica cognitiva.
    Preguntas quién es ese polo rector? ¡Pues tu Dios-Diosa interior y los maestros andróginos que desde el espíritu administran como verdaderos médicos espirituales la terapia de recomposición del alma que nos permite precisamente volver a unirnos personal y conscientemente con nuestro Dios Interno.


    Por eso hay tantos "maestros" que de la meditación/SILENCIO, salen diciendo cosas esenciales tan contradictorias como las que dice Ramana, Krisnamurtis, y Jesucristo o el budismo no advaita, etc,etc, etc.

    Atentamente,
    Paulino.

    Participa en los foros advaitas de:

    http://concienciaesencial.lefora.com/2011/06/07/la-pseudoiluminacion-de-la-dra-taylor-similar-a-la/#post11

    ResponderEliminar
  28. El estado natural advaita, krisnamurtiano no dice que no se nombran los objetos, se siguen nombrando, pero sabiendo que su esencia es de fondo...

    ResponderEliminar

Archivo del blog

Compañeros de viaje

Esencia en Facebook

Luna

CURRENT MOON
Free White MySpace Cursors at www.totallyfreecursors.com