jueves, 6 de octubre de 2011

La gracia del gurú es todo lo que necesito


Pintura de Guo Changan

Aquel estado en el que no conocemos nada, ésa es nuestra verdadera condición, ésa es la Realidad. En ese estado no tenemos conocimiento siquiera de nuestra propia existencia. Más tarde, aparece la noción, pensamiento, o conocimiento de "yo soy". Este conocimiento de ser "yo" da lugar a un sentido de dualidad: sujeto y objeto, pecado y mérito, y toda la gama completa de opuestos interrelacionados. Verdad es todo lo que era antes del conocimiento de "yo soy", y todo lo que sigue a este conocimiento o conciencia de "yo soy" es falso.

El problema es que te consideras una entidad individual con una forma física; y consideras, asimismo, que el gurú es otra entidad individual con otra forma, aunque con algo en la mente, en el corazón o algún sitio, que lo hace una persona "iluminada", pero al fin "persona". Este es el verdadero error.
El gurú se ha dado cuenta de que él es la Realidad Ultima, y ve a todos los seres como se ve a sí mismo, esto es, no como una "persona", ni como una simple "forma", o "cosa".
El otro error es que el que busca la verdad, el discípulo, en tanto entidad, espera aprender y comprender "algo". Pero, ¿cómo puede un objeto conceptual comprender algo?

Cuanto más rápido cese la identificación con el cuerpo como entidad separada, más pronto la gracia del gurú se torna en la conciencia del discípulo. Este se da cuenta entonces de que el gurú no es otra cosa que conciencia interna, conciencia que, complacida con la fe y el amor del discípulo, actúa como el sadgurú y revela todo el conocimiento necesario.


10 comentarios:

  1. Todas las identificaciones caerán como estas preciosas hojas otoñales que has puesto en tu blog y quedaremos desnudos (hasta desnudos de cuerpos -el más absoluto de los striptis :D )
    Namasté y gracias Gorka, compañero!

    ResponderEliminar
  2. Si esa hojas simbolizan lo que describes...

    Mientras tanto esperaremos disfrutando del viaje a ninguna parte...

    Gracias Victoria, compañera de viaje!

    Namasté _/\_

    ResponderEliminar
  3. El reconocimiento del guru interior.
    Je, Victoria ha encontrado una analogía muy simpática con el "striptis absoluto". Ay! mira que nos cuesta quitarnos los ropajes conceptuales, los otros, los de tela, en según que ocasiones, nos los quitamos a toda prisa y contentos:))

    Abrazos compañeros!! _()_

    ResponderEliminar
  4. Si, si José Manuel es mucho más difícil quitarnos los ropajes conceptuales, que los de tela!! jejejejejeeeeeeeeeeee.....

    Abrazos compa!! _()_

    ResponderEliminar
  5. La necesidad de estar "vestidos" compensa de alguna manera la indigencia del intelecto y el temor de encontrarse con nadie si la vestidura cae....y eso no hay gurú que lo pueda sanar.
    Abrazos Gorka, es un placer pasar acá y leerte.

    ResponderEliminar
  6. Abrazos Delia, un placer leer tus comentarios!!

    _/\_

    ResponderEliminar
  7. El discípulo no establece niguna relación con el maestro , sencillamente es uno con el maestro

    Es una presencia, en el momento en que lo reconoces, te fusionas, te fundes, desapareces

    Abrazos Gorka

    ResponderEliminar
  8. Guru y discípulo misma esencia...
    Gracias Gorka tus escritos son siempre reveladores...perciso blog felicidades

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Si Xaro La! Misma Esencia.....

    Un abrazo, amiga!

    Alma, se ha perdido tu mensaje, no sé porqué??

    Comprendamos que quien busca el lo buscado.... es decir La Gracia, La presencia, La Conciencia impersonal...

    Otro abrazo, amiga!

    ResponderEliminar

Archivo del blog

Compañeros de viaje

Esencia en Facebook

Luna

CURRENT MOON
Free White MySpace Cursors at www.totallyfreecursors.com