lunes, 11 de julio de 2011

Cruzar el desierto




MM:
Cuando dedico tiempo a focalizar mi atención sobre la sensación de estar presente sobreviene un sentimiento de soledad asombroso, porque acabo viendo que entonces no hay nada ni nadie más.

R.Malak:
Ese miedo es de la mente, función que está diseñada para proteger el instrumento.

MM:
Entiendo.

R.Malak:
Los antiguos místicos cristianos le llamaban cruzar el desierto. No hay a dónde volverse... solo seguir adelante... todo árido y seco... no sabes si vuelves atrás, a lo conocido... a los antiguos hábitos y costumbres o sigues adelante.... y de pronto ese sentimiento de soledad se ve acrecentado... no sabes a dónde volverte, última tentación de la mente, el guardián de la identidad.

MM:
Cierto, te sientes muy perdido y tienes la sensación de que algo va mal, al menos no experimentas la paz que supuestamente debieras sentir.

R.Malak:
Sentirse muy limitado, cercado... pero todo eso son solo pensamientos.

MM:
Siii!!

R.Malak:
Prisioneros de una ilusión, la más terrible ilusión de la individualidad.

MM:
Qué gracioso, qué tramposos son. Solo tienes que esperar y se van, como todos.

R.Malak:
De pronto ya no se sostienen los pensamientos y solo queda lo que siempre ha estado allí... felicidad de ser... pura conciencia... que nunca nos ha abandonado.

MM:
Bien, se trata de no alarmarse y esperar que cualquier impresión se vaya como todas las demás.

R.Malak:
Las ideas falsas de ser una identidad separada se disuelven... porque ya no hay ideas... solo conciencia de ser.


Extraído de http://conversaciones-con-r-malak.blogspot.com/

13 comentarios:

  1. GORKA, acabo de publicar algo en mi blog sobre la soledad. Quizás, te resulte interesante. Un saludo _()_

    http://lasabiduriadelsilencio.blogspot.com/2011/07/la-soledad.html

    ResponderEliminar
  2. Pero el gran, gran desierto es el desconocimiento de nuestra verdadera naturaleza, el olvido y el sueño, el estar perdido y sediento, con sus consiguientes espejismos de agua y bienestar, y las múltiples zanahorias enfrente tuyo, recordando, atisbando los manantiales de agua fresca y cristalina .... jeje (la sombra de los cocoteros ... ) jeje no sigo ...
    Gracias Gorka, un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Echo un vistazo Ermitaño...

    _()_

    ResponderEliminar
  4. Jeje Victoria!

    Yo entiendo el gran desierto como una posibilidad de encontrarnos con nosotros mismos... Esa tremenda soledad es bella y nos puede dar una oportunidad de encontrar aquello que ya somos y que nunca hemos perdido... sólo ocultado...

    Otro abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Sí, la mayoría de sabios y relatos míticos hablan de un último miedo que puede revestir múltiples formas, "el guardián del umbral", el último vestigio de la separación. Es algo muy profundo e irracional y que solo los verdaderos amantes/locos de la verdad se atreven a cruzar. Todo esto es, claro está, un intento de describir estados psíquicos que, aunque aparentes, se experimentan.
    Al menos, amigo Gorka, esto es lo que ha sido evocado por las palabras de R. Malak.

    Gracias compañero, abrazos!!

    ResponderEliminar
  6. No me siento perdida en ese desierto, me encuentro en mi hogar, cuando estoy acompañada, sí me siento en soledad demasiadas veces

    Felicidad de Ser como dice Malak

    Gracias gorka por esta entrada, abrazos

    ResponderEliminar
  7. Gracias por tus palabras José Manuel!

    _()_

    ResponderEliminar
  8. Gracias por tus palabras Arianna!

    _()_

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. Magnífico Alma!

    Gracias de corazón!

    _()_

    ResponderEliminar
  11. Lo restifiqué porque estaba un poquito mal....jejeje!!!! Ahora esta tu comenterio primero y el mio despues, un contraste, esto hace realidad el mismo texto aquí expuesto, tú primero en este sentir dentro de mi, primero el corazón, luego la razón....


    Me buscaba....hace tanto....y solo pude encontarame en mis momentos de soledad y quietud, dejaba volar todo, pensamientos, deseos, ilusiones, y ahí di de pleno....todo era una ilusión de mi mente, todo era una mentira que me atrapaba y volaba como la arena del desierto, cegándome, para NO DEJARME VER NADA!!!! y....lo solté todo para poder verme y encontarme......

    besos con chispitas de arena del desierto dentro de tu boca.

    ResponderEliminar
  12. Jejeje!!!! yo he estado en el desierto de África y desde que llegé hasta que marché mi boca crugia con diminuta arenita entre mis muelas, todo, no habia nada..... y sin embargo me habia inundado su belleza hasta dejarme saborearla, por eso te puse, lo de arenita en tu boca....es maravillosamente crugiente, lo más hermoso que existe me dijo un veduino es ver el desierto florecido..... así es nuestra conciencia, deja que florezca y mientras tanto saborea tus momentos de silencio....

    Que mi amor te acompañe.....

    ResponderEliminar
  13. Gracias Alma!

    Dejaré que florezca la conciencia si tiene que florecer...

    _()_

    ResponderEliminar

Archivo del blog

Compañeros de viaje

Esencia en Facebook

Luna

CURRENT MOON
Free White MySpace Cursors at www.totallyfreecursors.com